Claudia, Sonsonate


Madre e hija vencen a las probabilidades juntas

Cada madre sueña con dar a su hija el mejor futuro posible. La madre de Valentina, Claudia, no es la excepción. Pero criar a su única hija en Sonsonate, donde el 75 por ciento de las niñas y niños no completan la educación básica, significa que las probabilidades están en contra de ella.

“Como madre… estaba nerviosa por la responsabilidad y proveer a mi hija una educación y aprendizaje de calidad” expresó Claudia. Por eso, cuando Valentina tenía solo tres meses de edad, su mamá la inscribió en el programa de Patrocinio, y se unió a un círculo de crianza, donde Valentina fue involucrada con adultos y otras niñas y niños de su edad.

“Noté la diferencia en la actitud de Valentina, ella lloraba cuando otras y otros se le acercaban y no le gustaba jugar con otros niños”, decía Claudia, “Su experiencia en los círculos de crianza cambió eso”.

El año pasado la maestra de Valentina pidió a Claudia si podía ayudarla en la clase de Valentina. A través de los círculos de crianza y el voluntariado de Save the Children Claudia conoce acerca de las habilidades físicas, cognitivas, comunicativas, socioemocionales de la niñez y cómo aplicarlas, haciendo de ella un recurso invaluable en el salón de clase.

Su hija no podría aceptarlo mejor. “Estoy feliz de que mi mamá esté en la escuela”, dice Valentina, quien es parte del club de lectura, el cual Claudia ayuda a realizar. Después de escuchar los libros de cuentos, las y los niños participan en actividades que involucran hacer dibujos basados en la historia escuchada. Debido a esta oportunidad educacional, Valentina ama hacer su tarea, especialmente cuando se trata de hacer cartas. ¡Pronto ella podrá escribir su nombre por sí misma!

La escuela no es sólo un lugar donde te animan a leer. En casa, mamá e hija leen libros sobre animales, – que son los favoritos de Valentina- del espacio y de planetas. Claudia dice, “Quiero que, cuando sea grande, Valentina sepa que yo estuve aquí leyendo para ella”.

Hoy y todos los días, celebramos a las madres que, como Claudia, inspiran al Ministerio de Educación a adoptar las estrategias de Patrocinio de Save the Children, que han empezado a implementarse en todas las clases de parvularia, primer ciclo y educación especial a nivel nacional, dando a niñas y niños como Valentina la oportunidad de tener éxito.

OTRAS HISTORIAS


Katherin, Santa Ana


"Impartimos charlas para que todas las personas conozcan más sobre los derechos humanos"

Pablo, La Libertad


“Estaba por decidir que iba a perder el año, pero me dieron ánimos”

Susana, Sonsonate


“Mi consejo para todas las personas es que traten de ayudar a las niñas y niños que se sienten solos”

Ever, Sonsonate


“Me da miedo que se enferme mi mamá y mi abuela, porque hay personas que se mueren por el Coronavirus”

Isis, La Paz


“Espero regresar a la escuela, me hace mucha falta”

María, San Salvador


“Queremos regresar a casa”

Esperanza, La Paz


“Estuvimos semanas con la casa inundada por la Tormenta Amanda”

Daniela, Izalco


El emprendimiento de Daniela.

Claudia, Sonsonate


Cada madre sueña con dar a su hija el mejor futuro posible. La madre de Valentina, Claudia, no es la excepción.